Boston es… unos simples guantes tirados al asfalto

 


Boston es… el mejor maratón del mundo, no hay más que decir.

Pero… ¿Es todo lo que puedes contar? ¿Qué es Boston? –Le preguntaron al corredor

Pues simplemente…

Boston es… Orgullo, que muestran todos los habitantes por pertenecer a ese lugar.

Boston es… Anécdota, de las más grandes de tu vida, que no sólo se cuenta durante la carrera, sino que arranca años atrás cuando veías lejana la posibilidad de calificar.

Boston es… Detención, por parte de la oficina Norteamérica de migración, 10 minutos tan angustiantes, donde se te sale el corazón porque piensas que no correrás el maratón.

Boston es… Coraje, para sobreponerse de los atentados tan crueles del 2013.

boston resiliencia

Boston es…

Amabilidad, que te muestran los habitantes de la ciudad, desde abrirte la puerta hasta no cobrarte el pasaje del tren local.

Reconocimiento, que recibes desde la cajera, el policía, el taxista la mesera y hasta del director de la carrera.

Exactitud, que raya en lo militar con horarios, accesos y seguridad propios de un evento de carácter mundial.

boston paquetes

El corredor toma una pausa y dice: -Creo que es todo- ¿Todo? –Le preguntan incrédulamente,  debe haber más- ¿Qué pasa durante la carrera?

¿La carrera? -Dime algo- ¿Eres corredor? –Claro que lo soy- -Entonces lo que te voy a decir hasta los huesos lo podrás sentir-

Boston es…

Despertar, justo a las 4:40 con un licuado, tu equipo sobre el sillón y la mente loca de emoción.

Frío, abres la mañana a 4° con lluvia, por lo que sabes que la ruta será de angustia.

Sonreír, una y otra vez por parte de la gente del staff, seguido siempre de una pregunta dicha con total alegría: –Hola ¿Cómo te sientes en este día?-

con una sonrisa siempre

Boston es…

Eficiencia, para poner cientos de camiones escolares asignados por hora y ola de corredor, cada uno con la tarea de llevarte a lo que sería la línea de salida.

Detalle, que cuidan al llegar a las villas, ahí esperas casi dos horas antes de arrancar, lugar que se asemeja a un campo de refugiados, todos aguardando tirados sobre el pasto, el frío es letal, pero los nervios son aún más, el staff te brinda café, agua, isotónicas, pan, térmicos, pero sobre todo y una vez más su amistad.

Palpitar, justo a las 9:25 de la mañana cuando anuncian que debes tomar ya tu ola y corral porque en punto de las 10 vas a arrancar.

boston-korri

Boston es…

Sencillo, unas cuantas casas, un pequeño pueblo y una corta calle es de donde partes, sólo pueden estar los que viven ahí, en piyama, batas, con el café en la mano, te ovacionan tanto que irremediablemente surge el llanto.

Seguridad, cuando vez militares apostados en patios y azoteas o cuando ves helicópteros de la fuerza área militar surcando todo el lugar.

Patriotismo, que enaltece los corazones norteamericanos cuando se disponen a anunciar que Meb Keflezighi de USA viene a refrendar.

winner 2014

Boston es…

Seriedad, donde no hay lugar para corredores disfrazados, tomándose fotos dentro de los camiones, antes de arrancar y mucho menos durante la ruta, imposible ver gente distrayéndose, gritando o con mascotas, Boston es respeto por la carrera y en si por el difícil arte de ser y parecer corredor.

Llorar, de dolor, angustia y felicidad que se dispara justo al comenzar y al terminar.

Multitud, apoyando en cada tramo, te ensordecen en algunos poblados, gente que te regala de todo, niños que al pasar te quieren tocar, mañana de asado en sus patios, para muchos sin duda es como su Super Bowl.

apoyando en Boston

Boston es…

Besar, a cientos de chicas del Boston College que te piden sólo un beso al pasar, ¡caray! como no sentirte único y especial.

Asombro, cuando un poblano te alcanza en el kilómetro 18 y te pregunta de dónde vienes, sabes que algo malo vendrá porque tu rostro tan congelado está que casi ya no le puedes contestar.

Dificultad, con una ruta que sube, que baja y que en todo momento te va disminuyendo.

boston hills

Boston es…

Suplicar, tan fuerte a Dios que con lágrimas en el kilómetro 35 le pides -Por favor no me dejes morir, permíteme llegar una vez más-

Deseo, de tener en el 38 a tu madre dándote un profundo abrazo.

Espera, de aquellos enfermos que aguardan porque estés de vuelta en casa.

Cruzar, aquella meta con absoluto dolor, pero también agradeciendo a la vida con todo tu corazón.

meta.

Boston es… Humildad, el más grande momento que un extraño te pueda regalar justo al final, aquella señora que entregaba térmicos, mira mi imposibilidad por la hipotermia de siquiera abrir con mi boca o manos aquella pieza que me iba a calentar, con voz marchita y lágrimas  le dije: I can´t… justo ahí sabes que Boston es… unos simples guantes tirados al asfalto, los cuales quedaron ahí después de que aquella mujer se los quitó para abrir y ponerme rápidamente el térmico, sin importarle el frío en sus manos, lo acomodó y cerró, pero no sólo ahí paró, con un muy corto abrazo, me trasmitió calor, fue tan corto, pero tan corto que sigo sintiéndolo hasta el día de hoy.

Eso y más es Boston, es todo lo que te puedo decir, -El corredor se despide, da la vuelta y se pierde corriendo en aquel camino, uno que pronto lo llevará a un nuevo destino-

korri-boston

Por leerme… mil kilómetros de gracias

Firma Korridori

Si te gusto compártelo en tus redes y/o suscríbete para que recibas nuevas historias vía e-mail.


¿Tienes una buena historia? Comparte y la publicamos:

korridori.merino@outlook.com

 




Derechos reservados de autor bajo la marca Korridori Merino.

Comenta vía tu cuenta Facebook

21 comentarios en “Boston es… unos simples guantes tirados al asfalto

Comenta vía tu e-mail