Cosas que tiene que vivir un corredor


Han sido días de bajar la intensidad, de disfrutar un necesario periodo vacacional, de volver al lugar donde un día decidí arrancar; y justo aquí me di la oportunidad de caminar e incluso me detuve a recordar todas las cosas que he vivido como corredor, cosas que muchos de nosotros hemos llegado a experimentar o que quizá; están por llegar a tu vida, mientras las lees, deja que tu mente te lleve de nueva cuenta a ese instante, a ese lugar, y sino has estado aún ahí, no te preocupes, eres corredor y eso significa que algún día… -¡Lo vas a lograr!-

Participar en una carrera:

Conozco a muchas personas que han corrido por años y nunca han participado en una carrera oficial, y aun así; -también son corredores- porque se es corredor aquel que da una vuelta a un pequeño parque, el que sólo lo hace por unos minutos o hasta el que corre un ultra-maratón.

Pero el hecho de participar en una carrera te lleva a una nueva dimensión, dónde quizá habrá un antes y un después en la vida del corredor. Recibir una medalla no sólo es un reconocimiento a la participación; sino a la voluntad, es el más claro ejemplo de que los miedos han quedado atrás y que tú eres; el único responsable de tu felicidad.

Vivir tu peor carrera:

No hablo de una organizada por un comité, hablo de algo más personal, de vivir esos momentos en los que queremos desde los primeros kilómetros aventar la toalla, incluso hasta en un 5k. De esas ocasiones que las piernas se convierten en pilares de piedra.

Por tu mente pasa hasta la loca idea de cortar camino, literalmente quieres que algo o alguien te saque de ahí, incluso llegamos a pensar que hasta somos unos perdedores que esto no es para nosotros, pero al final a pesar de todo; -terminamos y no abandonamos- son el tipo de cosas que nos hacen darnos cuenta que este deporte tiene días con subidas y bajadas, pero sobre todo… -nos hace entender que es un deporte de revanchas- y esto sin duda nos llevará al encuentro con nuestra mejor versión.

Caminar en una carrera:

Una cosa es vivir tu peor carrera en cuestiones físicas y otra es caminarla producto de que tu mente te lo ordenó. Porque se olvidaron los objetivos, porque la conformidad nos abrumó, por lo que sea, para muchos corredores caminar durante algunos lapsos dentro de una carrera es impensable, pero al experimentar ese momento que te obliga a disminuir el paso hasta encontrarte caminando, más que un acto de vergüenza, es un acto para encontrar respuestas.

Ese momento no miente y quizá nos hace ver que atrás no hubo una buena preparación, donde quizá hubo muchas ocupaciones laborales, familiares, preocupaciones o peor aún hubo apatía, son momentos de gran reflexión donde aprendemos que este deporte requiere más y más dedicación también en lo mental.

como comenzar a correr

Parar por lesión:

Corremos por el mundo creyendo que no tenemos límites, pero desgraciadamente cuando abusamos de nuestro cuerpo, nos damos cuenta que sí los tenemos, vamos carrera tras carrera; -Dándolo todo- (es nuestra esencia) y es así como nuestro cuerpo nos dice -¡No más necesito parar y descansar!- a razón de esto se experimenta una angustia que pasadas unas semanas o peor aún meses sin correr, nos dan la respuesta para entender que tenemos que Correr con Inteligencia, cuando los zapatos para correr vuelven a nuestros pies, sin duda se convierte también en un antes y un después, que nos hace comprender aún más, lo bello que es correr.

Marcar el paso a alguien más:

Entrenamos, nos esforzamos y en cada carrera queremos mejorar, pero cuando todo esto se deja de lado y alguien te invita a marcarle el paso, sin duda se vuelve un honor.

Irás a un paso más lento que el tuyo y por consiguiente te dolerá aún más que si fueras a tu paso habitual, aun así; no te importa y te conviertes en su compañero, en su guía, en la persona que le grita, en la que lo empuja, el que lo hidrata, el que lleva el control de su reloj, eres el que seca su sudor y sus lágrimas y al final cuando juntos llegan a la meta y recibes ese profundo -¡GRACIAS!- dicho no con la voz, sino con el corazón, es cuando entiendes que correr y ayudar también puede ser espectacular, y si además lo haces con y por la persona amada, sin duda esto es una linda prueba de que el amor los une a los dos.

llegar a la meta

Correr fuera de tu país:

El mundo es tan grande, simple y sencillamente para correr por mil lugares, hacerlo siempre por los mismos nos llevan a tener lo que llamo: –Kilómetros de Control– esos que no nos permite atrevernos a conquistar nuevos lugares, porque quien descubre el gran placer que resulta viajar y correr, habrá sumado nuevas experiencias y alegrías en su vida.

Saber que alguien te espera en la meta:

Puedes correr la mejor carrera de tu vida o incluso ganar el primer lugar, pero si nunca has sentido el poder de un abrazo justo al final, poco o nada ha importado, porque ese momento donde miras a tus seres amados, bañados en llanto, orgullosos de tus pasos, juntos dándole gracias a Dios, son los momentos por los cuales vale la pena correr y soportar todo el dolor que llegó a sentir tu corazón.

como correr mejor

Correr un maratón:

Sea cual sea la velocidad que vayas, la forma que tengas, en algún momento de tu vida de corredor, cuando estés listo, sin apresurar el debut producto de la moda o la euforia, se tiene que vivir el poder del maratón, en el 42 ya no importará el tiempo o lugar que llegarás, tratará de dejar miles de miedos atrás, de hacer algo que muy pocos se atreven, de eso se trata un maratón, una de las mejores películas de tu vida en donde tú serás el principal protagonista y único responsable de que el final sea por siempre digno de recordar.

-Éstas son algunas de las miles de cosas que tiene que vivir un  corredor ¿Cuáles otras crees que hay que experimentar?-

-Por leerme… mil kilómetros de gracias-

Firma Korridori

Si te gusto compártelo en tus redes y/o suscríbete para que recibas nuevas historias vía e-mail.


¿Tienes una buena historia? Comparte y la publicamos:

korridori.merino@outlook.com




Derechos reservados de autor bajo la marca Korridori Merino.

Comenta vía tu cuenta Facebook

5 comentarios en “Cosas que tiene que vivir un corredor

  1. puntos importantes sobre todo me pego el de vivir tu peor carrera, es reconfortante entender como dices tener una revancha! y sobre todo volver a entrenar en forma para tener buenos resultados, gracias y saludos

Comenta vía tu e-mail