Cuando las nubes se transforman en tu alfombra


Justo ahí en ese caprichoso camino hecho a la voluntad por la naturaleza, sientes como el aire helado acaricia tu rostro, el sol titubeante se empieza a asomar detrás de una montaña, los árboles se transforman en cómplices perfectos para serpentear entre ellos, se acerca la cuesta llena de piedras y de lodo que solo desean sujetarse a las piernas.

bosque running

Los sonidos, esos que se agudizan y viajan con un respiro de paz, pero a veces suelen esconderse y salen de los rincones de nuestra mente, los pensamientos van y vienen como aves en migración, algunos profundos, algunos locos, algunos muy tontos, los sentidos se armonizan y justo ahí es cuando el corazón le pide a los ojos que lo ayuden a tatuar en el alma aquella experiencia, porque has llegado a la punta de aquel espectacular lugar.

entre arboles

La experiencia en este lugar siempre será la mejor, a campo traviesa, por el bosque, por el cerro, por la montaña, la vivencia del trail es única, te permite volver a ser niño y quizá inconscientemente esa sea otra razón la que hace este tipo de carreras otra loca pasión, porque te hace recordar cuando saltabas entre piedras, que terminabas completamente enlodado sin importar que tu mamá se fuera a molestar, el trail es una vivencia que te lleva a eso, a ser lo que siempre fuiste y quizá por el estrés, las ocupaciones, – olvidaste-.

Ya sea que corras como entrenamiento o mejor aun participando en una carrera, el trail es el mejor pretexto para acariciar y saborear a la naturaleza y a diferencia de una carrera de calle donde suele haber gente que te apoya, en esta disciplina el apoyo galopa más intensamente a partir de los pensamientos, recuerdos y objetivos propios, ahí experimentas en muchas de las ocasiones distancias que someten al cuerpo a una dulce y placentera tortura y muchas veces necesitas levantar la cabeza para admirar desde el azul del cielo hasta porque no el profundo negro que cubre la noche, hasta se puede llegar a sentir el contacto de los que ya no están con nosotros.

life running

El trail es complicado, pero también gratificante y por más que se pueda escribir de él, es difícil relatar lo que uno ve, siente y vive en ese momento, porque hasta en el trail puedes hacer tus propios caminos, uno mismo se vuelve en su mejor equipo de apoyo con hidratación y alimentación, podría parecer un deporte para solitarios y ermitaños, pero al igual que las carreras de calle, la hermosa dualidad de esto, es que durante estas corridas puedes disfrutar tanto de tu persona, de la soledad, así como de tus aliados, estrechando muchas de las veces las relaciones entre amigos, entre camaradas, entre colegas.

trail run

El trail es una batalla contra todo, una batalla que la mayoría del tiempo uno gana y si es participando en una carrera, esas medallas guardan un significado y recuerdo especial.

Son las carreras que muchas veces te hacen decir ¡Carajo que hago aquí! Y cuando más lo piensas, ya tienes una valiosa y gratificante medalla colgada al lado del corazón.

Amárrate bien los tenis e incluye esta disciplina como parte del entrenamiento, literalmente atrévete a subir más, a que el corazón después te pida regresar y si eres ya un amante del bosque, la tierra, pisar las hojas, cambiar los ritmos y una que otra ocasión tocar el suelo: felicidades es una de las mejores y más extraordinarias cosas que puede llegar a hacer una persona, son de esas cosas que tiene que llegar a hacer un loco o loca corredora, porque simplemente  es cuando Las nubes se transforman en tu alfombra.

Por leerme… mil kilómetros de gracias

Firma Korridori

Si te gusto compártelo en tus redes y/o suscríbete para que recibas nuevas historias vía e-mail.


¿Tienes una buena historia? Comparte y la publicamos:

korridori.merino@outlook.com




Derechos reservados de autor bajo la marca Korridori Merino.

Comenta vía tu cuenta Facebook

Comenta vía tu e-mail