Cuando piensas que ya no llegas


Susanito Corredor nos cuenta las buenas y más aún; las no tan buenas aventuras dentro del running, todo esto a través de una narrativa crítica, salpicada de ingenio y humor negro, pese a todo, Susanito siempre nos deja una reflexión.

Susanito se define como un personaje que a diario comparte su orgullo por correr en redes sociales, el que se inscribe a todas las carreras, el que carga un sinnúmero de accesorios hasta en un 5k, pero sobre todo; el que se distingue por su gran tenacidad.


La distancia más amada de Susanito Corredor una vez más estaba por llegar y ésa era el fabuloso 10K. El sábado previo su jefe el cual era un Amante del Sillón, había decidido hacer inventario. Cuando le exigió a Susanito trabajar horas extras, aquello sonó a una especie de traición.

Y como no, si su jefe sabía que Susanito correría al siguiente día, no es que se lo haya dicho él, sino que Susanito lo pregonó hasta en la fila del café. Pasada la media noche la larga jornada concluyó, había sido un día donde Susanito comió cualquier chatarra que se le cruzó, pero antes de llegar a casa, había espacio para una más, y así fue que una enorme comida grasosa en su camino se le volvió a cruzar.

-Y lo peor es que casi comió lo que comería todo un batallón, y quince minutos después estaba placenteramente dormido en su habitación-

7:25 AM Susanito despertó, ¡Carajo! Haber cenado tan pesado lo hizo quedarse dormido más rato; aun así se alistó, cogió una manzana y rápidamente salió de casa, 7:40 ya estaba en la carrera, había que calentar, trotecito de aquí para allá y otro pasito acomodando su celular, después de tres largos minutos por fin terminó, era momento de su ritual antes de arrancar. De su mochila de hidratación sacó su selfie stick; -foto de lado, viendo hacia arriba y hacia abajo- pero ninguna le gustó, y de repente la sonrisa se le borró:

-Su estómago le recordó lo que en la madrugada cenó-

Aquello no podía ser real, pensó que era sólo un retorcijón, no le tomó importancia, pero una vez más su estómago lo volvió a llamar, Susanito apurado buscó un baño, pero faltaban pocos minutos para arrancar, así que había que hacerlo en un tiempo inusual, corrió como nunca a 4:10 y cuando llegó, una enorme fila lo saludó, había sólo un baño y diecisiete runners esperando, había que tomarlo con calma, distraer la mente y apretar con fuerza como si ya fuera a llegar a la meta.

Cuando sientes que ya no llegas 1

Los minutos fueron pasando y la fila poco avanzó, el sonido local también hizo presión; -Runners dos minutos para arrancar- Susanito ya no podía más. Tres, dos, un runner solamente delante de él, todo su cuerpo sudó, tembló y hasta se contorsionó, para el resto, aquello les pareció un extraño calentamiento, hasta que por fin…

-La puerta del cielo o más bien la del baño se abrió-

Si has usado uno de esos baños, sabrás que es una misión extrema, pero a Susanito no le importó, aquel lugar se convirtió en su salvación. El sonido local volvió a anunciar… cinco, cuatro, tres, dos, uno ¡BAM es hora de arrancar! Susanito dentro del baño –aceleró el paso- hasta que la misión se trasformó.

-Dentro de aquel baño no había ni un pedazo de papel-

-Aquel momento se convirtió en una dura decisión; si sacrificar la malla, el short o el Buff, hasta que por fin; se decidió por un calcetín-

baños móvil para carrera

Susanito salió de aquel baño sin esa prenda y rápidamente se dirigió hacia la línea de salida, justo ahí, activo el GPS de su Smartphone y acomodó su mochila de hidratación, pero le faltaba algo más; -¡Claro! su selfie antes de arrancar- así… catorce minutos después de que el disparo sonó, Susanito sin pena, firme y decido hasta la meta corrió, y aunque su estómago durante el trayecto no lo olvidó, una vez más Susanito Corredor terminó.

Susano Moraleja: Nunca tomes a la ligera los pequeños grandes detalles que hacen la diferencia antes de una carrera.

-Por leernos… mil kilómetros de gracias-

Susanito Corredor 2

Si te gustó, compártelo en tus redes sociales, y/o Suscríbete para que recibas nuevas historias de Susanito Corredor vía e-mail.


Dale clic al siguiente enlace y conoce el inicio de Susanito Corredor:

El running de 8 likes, 2 favoritos y 1 corazón en Instagram


¿Tienes una buena anécdota al estilo Susanito Corredor? Compártenosla y la escribimos a través de este personaje:

korridori.merino@outlook.com




Derechos reservados de autor bajo la marca Korridori Merino.

Comenta vía tu cuenta Facebook

Comenta vía tu e-mail