susanito10

El corredor y su Secreto en la Montaña


Susanito Corredor nos cuenta las buenas y más aún; las no tan buenas aventuras dentro del running, todo esto a través de una narrativa crítica, salpicada de ingenio y humor negro, pese a todo, Susanito siempre nos deja una reflexión.

Susanito se define como un personaje que a diario comparte su orgullo por correr en redes sociales, el que se inscribe a todas las carreras, el que carga un sinnúmero de accesorios hasta en un 5k, pero sobre todo; el que se distingue por su gran tenacidad.


Susanito Corredor no sólo el asfalto le llamaba, sino que ahora la fiebre por correr en la montaña, se aproximaba una gran competencia de la que todos hablaban, el fabuloso Sky Mountain Xtreme Run 13k, los quinientos lugares se agotaron rápidamente, y Susanito como buen corredor de los que casi no hay, dejó pasar el tiempo y por lo cual no encontró una inscripción.

Susanito casi enloqueció, como si aquello fuera a ser la última carrera que iba a correr, si de cualquier forma la montaña ahí estaba, bien dispuesta todos los días de la semana, sin cobrarle nada, pero somos seres sociales, con sentido de pertenencia y apariencia, así que si no hay medalla, foto para el Facebook o Instagram, no sabe igual, y sin eso nadie se va a enterar (filosofía que Susanito llega a pensar).

corriendo por la montaña Susanito

Pero si algo le tenemos que admirar, es que nunca nada ni nadie lo detendrá, así que al enterarse de la triste noticia, (al menos así lo creía) inmediatamente hizo una campaña de petición aún más fuerte que las de Change.org.

En Facebook, Twitter, Pinterest, WhatsApp, Instagram y hasta en el casi ya extinto Hi5 se podía encontrar:

Sky Mountain Xtreme Run 13k por favor compro una inscripción, informes inbox-

Un bombardeo de mensajes, insistencia y falta de prudencia a horas no adecuadas solicitando una de las entradas es lo que se logró ver, -no lograba tener éxito- pero un día… -En aquel túnel oscuro, una luz se encendió para obtener una inscripción- (no es exagerar así lo sintió cuando la encontró).

Por fin estaba dentro, emocionado y ansioso porque llegara el día, había que prepararse, pero… -¿Corriendo en la misma montaña?- No, sino comprando su equipo para su nueva faceta de trail; primero las medias de compresión, tenis de última generación, seguido de un colorido Buff uno para la muñeca y otro para la cabeza, los lentes claro que eran importantes, barras, geles, pomada, y por último la mochila de hidratación, ¡WOW! Hasta con GPS integrado y compartimientos por todos lados.

kit trail running

El día llegó, quinientas personas locas amantes del trail; sudor, tatuajes, piernas bien formadas, barbas prominentes y equipos altamente eficientes, es lo que Susanito pudo ver.

Disparo de salida, rápidamente aquellos locos se echaron a correr, Susanito hizo lo propio, (sintonizar su play list para la montaña) en pocos minutos todos se adentraban, pero en menos de un kilómetro las cosas ya no se veían tan bien, la alta humedad se hizo presente, había que abrirse paso entre lodo, ramas, piedras y hojas secas, -y claro eso era trail no carrera a campo traviesa-

Cinco pasos corriendo y quince caminando, así Susanito había completado sus primeros 2 kilómetros en veinticinco minutos; pero… -¿Por qué tanto tiempo, el “camino” estaba hecho para un corredor a la vez, la ligera lluvia que caía o el entrenamiento no fue el adecuado? -¡No!-

-Todo se debió al enorme número de selfies que se tomó, claro deteniéndose a posar arriba de cada piedra que lograba encontrar-

selfie en la montaña

El cansancio y el dolor estaban más que presentes, abortar la misión claro que lo pensó pero Susanito cuan guerrero es conquistó la cima de la montaña, primera mitad y había que dejarla plasmada para la posteridad:

  • Foto abrazando un árbol.
  • Otra con los brazos en todo lo alto.
  • Y otras tantas más con las vistas en todo su esplendor.

El corredor abrazando un árbol

Después de una larga sesión fotográfica, Susanito siguió, pero momento; -¿Dónde estaban todos, qué camino habían tomado?- carajo al parecer Susanito se había extraviado.

El GPS no le ayudó, aun así había que seguir; la angustia y la cena pesada se hicieron presentes y el estómago, -claro que le pidió detener- había que hacer una parada obligada en aquel inmenso lugar, y después de pensarlo mucho y no llevar lo adecuado para tal cometido, sólo se puede decir que al final siguió, pero sin sus calcetines y una media de compresión.

Pero si algo va a salir mal, va a salir mal, desesperado llegó la primera caída, se convirtió literalmente en una avalancha humana, y por los golpes, aquella sofisticada mochila comprada de segunda mano en eBay el agua ya no pudo contener.

Sin agua, insolado, golpeado y extraviado Susanito seguía en su propia carrera, después de tres horas un amigo se percató que Susanito no llegó, había que emprender la búsqueda, pero su celular no tenía señal, así que algunos corredores subían y él por otro camino descendía, aquello era un embrollo, unos iban, él venía y al final todos se perdían.

Cooriendo por la montaña

Por fin a lo lejos se vio a Susanito, caminando y claro grabando su aventura en ese día de locura; al llegar a sus amigos más que pedirles la medalla, alimento o hidratación, les hizo una petición; -por favor no contar a nadie que se extravió-

Aun así, hoy en día de lo que todos hablan… es de aquel Secreto en la Montaña.

Susano Moraleja: La montaña se conquista con corazón y unas fuertes piernas y no tanto con el equipo que traes a cuestas.

-Por leernos… mil kilómetros de gracias-

Susanito Corredor 2

Si te gustó, compártelo en tus redes sociales, y/o Suscríbete para que recibas nuevas historias de Susanito Corredor vía e-mail.


¿Tienes una buena anécdota al estilo Susanito Corredor? Compártenosla y la escribimos a través de este personaje:

korridori.merino@outlook.com

 




Derechos reservados de autor bajo la marca Korridori Merino.

Comenta vía tu cuenta Facebook

2 comentarios en “El corredor y su Secreto en la Montaña

  1. Jaja susanito el tan fresa y tuvo qir resolver con sus calcetines, el consuelo que le queda es que eran nike jaja!!
    para la próxima unos klenex aunque sea!!!

Comenta vía tu e-mail