El temor te hace mejor corredor


Diez maratones en mis piernas entre ellos San Diego, Chicago, Boston, Tokio, me han dejado miles de aprendizajes, te los comparto en esta sección a través de sencillos pero útiles Running Tips, espero que te sirvan tanto como a mí.


Desde niños nos enseñan a no demostrar miedo o peor aún nos enseñan a no sentirlo, porque hacerlo era y es una manera de mostrar vulnerabilidad, quizá algunos de esos tantos miedos hoy nos parecen tan simples, pero como no recordar el miedo que se sentía al entrar en aquella habitación oscura o peor aún; dormir solos en ella o quizá estar cerca de una persona o una mascota.

niño con temor

Los años trascurren e inevitablemente llegan a nuestros pies un par de zapatos para correr, y si en nuestra niñez era malo demostrar o sentir miedo, para un corredor tendría que ser inaceptable. Pero estoy convencido de que sentirlo:

Es lo que nos lleva a ser mejores corredores

Alguien que en este momento sólo corre hasta 5 kilómetros, seguramente se ha cuestionado una y otra vez si podrá correr ahora 10, y el que corre este kilometraje se pregunta lo mismo de frente a un medio maratón y ni que decir quien por ese miedo jamás piensa o se ve corriendo un maratón.

Ese miedo reta a nuestra más profunda determinación, le dice que no podrá y es finalmente lo que provoca el coraje para ir más allá.

El miedo que sentimos al inscribirnos a una gran carrera se conjuga con la incertidumbre de saber si lo podemos lograr una vez más, ese miedo inyecta el coraje para intentarlo de nuevo y volver a sentir esa emoción tan peculiar en un corredor.

carrera extrema

El miedo es lo que nos hace actuar con responsabilidad, nos hace saber que toda obsesión nos llevará a un punto donde se reflejará con alguna lesión, el miedo nos sugiere que el cuerpo es una perfecta máquina,  la cual tiene que ser cuidada, por eso calentamos, comemos y nos hidratamos de forma eficiente, porque el miedo a no correr es más grande que todo.

El miedo nos mantiene en alerta, el miedo a quedarnos dormidos nos despierta, el miedo a quedarse sin agua nos hace preparar el equipo rumbo a la soledad de la montaña, el miedo nos da inteligencia para no cambiar la rutina previa, porque sabemos que esto nos llevará a vivir nuestra peor experiencia.

El miedo tiene mil formas para ser expresado, las hay desde los corredores que te dicen que terminar una carrera siendo de los últimos en llegar es una vergüenza total, o peor aún; los que sin ser corredores te dicen que si lo podrás terminar o para qué lo harás, desgraciadamente… perdón; afortunadamente es un miedo que viene de alguien más que sin querer nos va a impulsar.

En esas tardes de domingo después de una carrera en donde nos encontramos sobre nuestra cama y recordamos no la forma en que alguien nos ganó, sino la forma en que decidimos perder, ese sentimiento de que algo más pudimos hacer, se traduce en miedo, el cual reconocemos y por ello no queremos volver a vivirlo, este miedo es el que nos lleva en nuestra próxima competición a dar más y así ganar; por lo menos a uno más.

El miedo nos recuerda que nuestro cuerpo no fue diseñado para correr, que tiene un mar de limitaciones, y eso precisamente es lo que nos lleva a enfrentar una vez más esa habitación oscura de nuestra niñez, en la que conocemos nuestra realidad, pero recordamos que sólo bastó con entrar y encender la luz, lo mismo sucede cuando decidimos entrar y entrenar, proceso que con esfuerzo cambia nuestras limitaciones por oportunidades.

El miedo que sentimos a caer en la mediocridad y nunca podernos superar, es lo que nos ha llevado a buscar y encontrar entrenadores, complementos, amistades y carreras que nos han llevado a alcanzar nuestro mayor potencial.

runwoman

Y finalmente el miedo a no vivir la vida en equilibrio es lo que nos permite conjugar el correr con todas esas cosas que también amamos hacer; caminar, viajar, bailar, dormir, beber, comer y hasta hacer el amor, un corredor sin duda lo vive a la perfección.

Recuerda que cruzar una meta es una perfecta metáfora de vida que nos muestra que los miedos arrancan en primer lugar y al final con esfuerzo los dejamos atrás.

Por leerme… mil kilómetros de gracias

runningtips3

-Si te gusto compártelo en tus redes y/o suscríbete a la página y recibe vía e-mail nuevos Running Tips-


Envíame tus comentarios o mejor aún; también tus tips para juntos aprender:
korridori.merino@outlook.com




KM

Comenta vía tu cuenta Facebook

Comenta vía tu e-mail