Esto es correr


Todo comenzó una noche de viernes dentro de un bar, después de algunos años me reuní con ex compañeros de la escuela, todos modelo 78, así que la gran mayoría al igual que yo, cambiamos de forma radical tanto física como mental.

Uno a uno fuimos actualizando nuestras vidas, se escuchó desde éxitos, deudas, divorcios y hasta enfermedades, pero en lo que todos coincidieron:

-Que el deporte no era su mejor compañero-

Era mi turno, pero antes de darles una retrospectiva de mi vida, pedí al mesero un agua mineral e inmediatamente se escuchó como coro celestial -pide una cerveza, qué más da- a lo que respondí:

-Ay no gracias, mañana corro mi distancia larga-

Después de esto, viví el llamado Bullying Run, desde escuchar; ay que flojera me das, que corran los cobardes, ponte a beber, ¿Qué ganas con correr? Y hasta el más  sarcástico que llegó a preguntar con malicia total:

-¿Correr… y eso qué es?-

La verdad no tuve ninguna respuesta, sólo sonreí y minutos después me despedí. Al día siguiente hice mi distancia larga y después de 30 kilómetros por la montaña, mis altos niveles de endorfinas por fin tenían la gran respuesta, así que cogí mi celular y a través del dichoso grupo de WhatsApp que crearon mis ex compañeros para chatear, comencé a responder…


Hola qué tal, una disculpa por no quedarme más tiempo, tengo la maldita costumbre de correr, y sobre esto les diré:

Correr es algo que llega a ti y tú a él en el momento más exacto de tu vida, desde ese primer día que se encuentran te llena de una infinita alegría, podría explicarles los efectos fisiológicos, pero más allá de eso, la verdad es que te lleva a realizar cosas que tiempo atrás nunca llegaste a imaginar, y por ello es que lo llegas a amar.

Te hace guardar bajo llave a esa persona temerosa que solías ser, no es que te haga valiente, simplemente transforma tu miedo en motor, ese que día a día impulsa a tu corazón.

correr es una pasión

Es poder parar antes de que llegue el final, pero sabes que aunque nadie te vea, hay alguien más poderoso que te observa, y ése es tu coraje, ése que te grita; ¡Dale más… faltan 500 metros para llegar!

Es transformar dentro de cada carrera; –palabras en abrazos, abrazos en recuerdos y recuerdos en sentimientos– que llegan de personas que ni conoces y que quizá jamás volverás a encontrar.

No sólo es recibir pedazos de metal, son pedazos de vida que te recuerdan que a diario respiras y que un día lo hiciste con tanta intensidad que hasta el cielo llegaste a tocar.

Es tener la destreza de pasar horas escuchando una voz silenciosa, –tu voz interior– ésa que te habla de tus proyectos y tus alegrías, ésa que te grita tus miedos, tus tristezas, tus odios y tus problemas, y al final cuando paras tu reloj, tu mente les encuentra una solución.

Pareciera que te haces tan trivial porque amas un par de tenis, un short o hasta un estúpido reloj, y es que se convierten en tu armadura de guerra, la cual usaste para derrotar un sinnúmero de bestias, a las que llamamos con cariño –carreras-

Y claro… Sabemos que los súper héroes están en Hollywood, acá hay seres humanos de carne y hueso que a veces no queremos correr, que nos abruma el cansancio o que nos quedamos a ver televisión, pero sabemos que mañana… lo tendremos que hacer con más determinación.

Es hacer una comunión estrecha con amigos, que no sólo se vive usando un par de tenis, sino que la amistad va más allá.

Es envolverte en decenas de abrazos de todos tus seres amados, esos que te esperan siempre por horas sin importar si llegarás en primero o último lugar.

esto es correr una y otra vez

Es recordar a tu madre enferma pero aun así esperándote paradita en la meta, pidiéndole a Dios que su bebé llegue con bien, y cuando la miras, tus lágrimas tienen otro sabor, saben a dolor que se adereza con una gran satisfacción.

Atrás no sólo dejas kilómetros, atrás dejas a una persona ordinaria, que cada mañana se transforma en una extraordinaria.

Te hace un ser humano más agradecido con la vida, porque cuando cruzas una gran meta, tomas tu medalla, miras al cielo y una vez más llegar a pensar:

Gracias Dios, porque correr es una bendición

Esto… Esto es correr queridos compañeros.

¡Ah! también tomamos cerveza, a veces una o dos después de una carrera.


Hasta aquí mi respuesta llegó, estaba listo para darle -Enviar- y de repente en el grupo de WhatsApp –alguien me eliminó- así que pensé; -caray qué más da lo que ellos lleguen a pensar, si lo importante es lo que vivimos y sentimos dentro de nuestra gran comunidad.

-Compártele a todo el mundo lo que es correr y hazles saber… lo que escribes a través de tus pies-

Por leerme… mil kilómetros de gracias

Firma Korridori

Recuerda suscribirte para que recibas nuevas historias vía e-mail.


¿Tienes una buena historia? Comparte y la publicamos:

korridori.merino@outlook.com




Derechos reservados de autor bajo la marca Korridori Merino.

Comenta vía tu cuenta Facebook

22 comentarios en “Esto es correr

  1. Una historia muy real, muchas veces deseamos que algun ser querido nos espere en la meta o al menos sea testigo de nuestro logro pero no es así, solo queda nuestra medalla como prueba tangible de que pudimos cruzar la meta.

Comenta vía tu e-mail