hazle-caso

Hazle caso a tu cuerpo (Héctor Mendoza)


Este es un espacio para que korridores de todos los países de habla hispana nos compartan su manera de sentir o vivir esta locura llamada correr.

Porque por más lejos que nos encontremos, corriendo nos conectamos.


Una de las ya tan trilladas y a la vez acertadas frases dentro del mundo de los corredores, es: –hacerle caso al cuerpo– viene esto de cuando uno se siente cansado, está lesionado, pone de pretexto que tiene mucho trabajo, se desveló y no le dio tiempo para salir a entrenar ése u otros días.

-Es como cuando de pequeño no le hacías caso a tu mamá y sabías que tendría consecuencias (a veces bastante malas)-

Incluso algunas te dejaban marcas en el cuerpo y podías pasar lesionado una cantidad considerable de días. Jajaja dice mi compa Luis Gzz; -recuerdo mis inicios de corredor que fueron desde tiempos ancestrales, todo se le debo a mi JECHU, ella es la causante de esta locura.

mamá me inspiró a correr

Bueno, hacerle caso al cuerpo tiene sus beneficios, se descansa de la sobrecarga de entrenamientos, los tejidos del cuerpo tienen cierto reposo que los hace en ocasiones más fuertes, se destensan de tal manera que puede uno rendir más en las competencias, previamente pensadas, se duerme más (no mejor) se tienen ciertas “ventajas” que hacen que uno aparentemente esté más relajado.

Pero tiene sus contras, a mi modo de ver, hacerle caso al cuerpo también genera insomnio, la mente no trabaja como debe, se vuelve ociosa y empieza a generar pensamientos de relax en la zona de confort tan dañinos como cualquier enfermedad crónica; –recordemos que es más fácil no hacer nada que obligarse a hacerlo– cuando esto suceda lo mejor es:

No hacerle caso al cuerpo

Aunque me pegue mi mamá, hay que entrenar dando lo mejor de uno mismo en cada paso y en cada momento. Todos en algún momento debemos hacer alto total, aunque eso nos lleve a lapsos de enojo, furia y estrés, hay que saber manejar el tiempo de hacerle caso al cuerpo, sea cual fuere el motivo lo importante es conservar la calma, digerirlo con inteligencia y no dejarse llevar por pensamientos negativos o mantenerse en la zona de relajamiento de donde es más complicado salir ya que se pierden cosas que con tanto esfuerzo se consiguieron, como mantener una alimentación más o menos aceptable, reducir consumos de alcohol, tabaco, o simplemente el hábito rutinario y delicioso de hacer ejercicio.

don kaliman

Hazle caso a tu cuerpo, pero no le dejes que repose de más, oblígalo a dar lo mejor de sí mismo, haz que la mente le envíe señales de no claudicar en el empeño, a pesar del dolor, el cansancio, la lluvia o el frio, el cuerpo se adapta de manera extraordinaria a cualquier clima por más extremo que éste sea, si la mente se lo ordena, alguien dijo en alguna ocasión:

-La mente puede ser un extraordinario esclavo, pero también un implacable amo-

Cuando el cuerpo dice ¡BASTA! se tienen reacciones impredecibles, se siente uno alterado, existe frustración, baja la energía, hay ansiedad y se explota ante el más mínimo detalle, uno se vuelve el más incomprendido del mundo, no se pone atención a nada, el entorno lo nota, todo el tiempo se siente uno enfermo, se descuida el aseo personal y no se tiene tiempo de hacer ejercicio; -¿Quién tiene tiempo para eso?-

corredor en punto de asistencia

El cuerpo manda señales, pero la mente las puede transformar en positivas o negativas según el momento, según las circunstancias, todo depende de cómo en ese momento se tome la señal.

-Recuerda que muchas veces no es lo que pasa, sino como tomas lo que pasa

Finalmente la decisión es de cada quien, de cómo se sienta cada uno con esa decisión tomada; -¿Quedarse con el dolor del arrepentimiento por no intentarlo o quedarse con el dolor de haber disfrutado el sabroso y horrible placer de no haberle hecho caso al cuerpo y concluir la contienda?-

correr con Héctor Mendoza

Yo por mi parte disfruto el dolor, gozo del tormento, me encanta el sufrimiento, porque nada, pero nada se compara con la gloria de cruzar esa angosta y gran línea llamada meta, nadie es el mismo cuando arranca en el punto de salida que cuando pasa la zona de meta, por eso en ocasiones hay que colocarse la investidura de la insensatez y la locura y…

-NO HACERLE CASO AL CUERPO-

-Cada quien, su amigo Héctor Mendoza-

Dale clic al siguiente enlace y sígueme en:

World Run 2

-Suscríbete para que recibas vía e-mail nuevas historias de korridores de habla hispana-


Motiva a otros más a través de tu historia, no necesitas ser un gran escritor(a) sólo sentir este deporte con absoluta pasión.

Envíala a: korridori.merino@outlook.com

(Máximo 900 palabras, adjunta de 3 a 4 fotografías de buena calidad)




KM.

Comenta vía tu cuenta Facebook

Comenta vía tu e-mail