La infiel que corría con cinco a la vez


Seis de la mañana; -el despertador suena- Karla salta de su cama, Alán su esposo se percata, con voz molesta le pregunta; -¿Correrás con este frío y en domingo? Karla responde; -Así es, y ya lo hemos hablado-

Ésa era una típica mañana dentro del matrimonio de Karla y Alán, él aunque la “apoyaba” no estaba muy de acuerdo con que ella corriera, decía que descuidaba la casa, los niños e incluso a él, incluso se disgustaba porque entrenaba sola al lado de tantos corredores, que con ellos se perdiera por horas en las distancias, sin duda era algo que él y muchos murmuraban.

discusión de corredores

Ella era muy hermosa, dotada de una atrayente personalidad y un cuerpo que hasta envidiaría una diosa y quizá eso aumentaba la inseguridad de Alán.

-Kilómetro que pasaba sobre las piernas de Karla, hacía que ese matrimonio estuviera peor-

Pero una mañana Karla ya no pudo más, tras una nueva discusión, ella simplemente salió apresurada de casa, con tenis puestos y los sentimientos a flor de piel, tomó su celular he hizo una llamada:

Minutos después ella se encontraba corriendo acompañada de su Primer Amante

  • Éste nunca había sido de su total preferencia, incluso lo buscaba poco, pero ese día quiso sentirlo y llegar hasta lo profundo de su ser, trasmitirle su rabia y enojo, pero aquel era frio y silencioso. El encuentro no duró mucho, ella se despidió y volvió a casa como si nada hubiera pasado.

LA CORREDORA INFIEL

Así fueron pasando los días y la situación seguía insostenible, y ella… simplemente se volvía a escapar con sus tenis, pero ahora con su Segundo Amante

  • Éste la hacía sentir estragos por todo su cuerpo, muchas veces la limitaba y cuestionaba de su capacidad, aquel era freno en su vida y no acelerador, pero aun así, ella lo necesitaba encontrar para darse cuenta de lo que podía lograr.

Sin duda para Karla correr era el mejor escape de su situación y mientras lo hacía encontrarse con aquellos era lo que la mantenía viva.

  • Pero en el camino había un Tercer Amante, podría decirse que era el más cruel, mientras corrían la hacía sufrir, ella no podía entender como a pesar de hacerla sentir tan vulnerable, disfrutaba locamente su presencia, incluso sentirlo; -era afrodisiaco-

Aun y que ella venía manteniendo relación con aquellos, no se sentía culpable, incluso se sentía merecedora de eso y más, poco o nada le importaba lo que pensarán los vecinos cuando la vieran pasar corriendo por las calles, porque ella sabía que era una excelente madre, hija y mejor esposa.

Alán seguía en su postura, pero los rumores los llevaba rápidamente el viento, él notaba cosas extrañas, y claro más distanciada a Karla, aunque ya no tan vulnerable a sus reclamos, había conseguido mucho más fortaleza, y eso sin duda a Alán lo preocupaba; No tener el dominio ni el control. Así una de esas mañanas de domingo, antes de que ella fuera a una de sus carreras, Alán la vio desnuda frente al espejo y sin más le dijo:

-Mírate, ya estás tan flaca por correr, que ya ni las nalgas se te logran ver- Tremenda bofetada aun sin ponerle un dedo encima, -Sí- pero para Karla ¡NO!

  • Ella salió de casa, volvió a tomar su celular y en poco tiempo ya estaba con su Cuarto Amante, aquel el más “ecuánime” porque tocaba sus sentidos uno por uno, cuando ella estaba con aquel, su corazón se aceleraba con tal fuerza, que la hacía sentir viva y capaz de lograr todas sus metas.

infidelidad de corredora

Pero Karla había estado con todos aquellos no por venganza, no por sentirse más mujer, sino por una loca razón, ella sabía que todos ellos la llevarían a conocer y a estar preparada para estar finalmente con su –Quinto Amante-

Y sí, lo viniste pensando bien… aquellos amantes no eran más que esos estados físicos y emocionales que Karla o tú han experimentado al correr:

-Su primer amante era El Vació, aquel que sentimos cuando corremos por largas horas en compañía de nuestra soledad.

-Su segundo amante era El Miedo, ése que nos golpea en el orgullo para poder romper nuestros muros.

-Su tercer amante era El Dolor, el que te causa dejar a tu familia o hijos mientras entrenas, el de cargar una estúpida menstruación, el que te hace cuestionar por qué carajos lo hago.

-Su cuarto amante era El Coraje, ése que te inyecta una dosis extra para llegar hasta la meta.

Porque para cruzarla, es necesario experimentar antes, durante y después todos esos estados físicos y emocionales, a veces estás sólo con uno, dos o tres a la vez, pero cuando se llega la cita para estar con el máximo de los amantes, aquello se vuelve una autentica orgia de sensaciones, y para esa gran ocasión:

-Aquella infiel, ahora si estaría con cinco a la vez-

Lo estaría haciendo en una cálida mañana de domingo, en donde ella se encontraría y entregaría simplemente con el único, con el mejor, ese su estúpido amante que lleva por nombre:

-DON MARATÓN-

Maldito viejo loco de 42, ése que casi destruye su relación.


La historia de Karla no termina aquí, hay mucho que arreglar en su relación, pero a razón de cruzar esa meta, muchas cosas modificó, así que si quieres saber qué sigue en esta historia a razón de estar con su amante Don Maratón, suscríbete a la página y recibe en tu e-mail la conclusión.

-Por leerme… mil kilómetros de gracias-

Firma Korridori

Si te gusto compártelo en tus redes.


Dale clic a los siguientes enlaces y conoce otras de nuestras mejores historias:


¿Tienes una buena historia? Comparte y la publicamos:

korridori.merino@outlook.com




Derechos reservados de autor bajo la marca Korridori Merino.

Comenta vía tu cuenta Facebook

9 comentarios en “La infiel que corría con cinco a la vez

  1. Excelente…muuuy bueno, solo que no tengo miedo…solo lo hago, la soledad del fondo por las madrugadas desgarra los limites del placer, la adrenalina que se siente cuando los muslos apunto de reventar dicen detenteeee!!!, pero la mente dice noooo!! sigue, las pantorrillas inflamadas por el esfuerzo de la distancia gritan clemencia!!! pero el corazon las forza a dar el maximo en cada sprint, un sinnumero de sentimientos encontrados hacen presencia mental pero el orgullo los bota de manera catregorica lanzando el clamor del cuerpo !!!vaaamooos!!! !!!ya llegasteeee!!!

Comenta vía tu e-mail