Me engañaron, Boston no es como me lo platicaron


Deséalo y el universo conspirará, -señala la ley de la atracción- la que conjugada con tus acciones te ha brindado las cosas, momentos y personas más maravillosas de tu vida y el running, viajó por el mismo proceso, porque quizás tu deseo era dejar atrás: mala salud, tristes emociones o descubrir algo nuevo que se dio por gusto o invitación.

Tus metas han ido creciendo y quizá ya ni corres por la razón inicial, sino que “ya vas tan lejos” que tus razones se han transformado: mejorar tiempo, correr distancias más largas o quizá correr fuera de tu país, porque sin duda viajar y correr es un perfecto placer.

viajar y correr

Y precisamente esa misma razón se apoderó de mí y aún más allá, -Correr el maratón de Boston- el más antiguo de todos, al que para estar tienes que calificar.

history boston

Por ello desde mi primer maratón en 2012 y de acuerdo a lo que exige Boston dentro de mi rango de edad de ese entonces (34 años) tenía que alcanzar la marca de 3:05:00, al final sufrido y muy doloroso obtuve diecinueve minutos arriba de la marca exigida, justo desde ese maratón supe que…

-Irónicamente este deporte te enseña a ir lento para poder llegar muy lejos-

Pasaron dos maratones más y la marca no llegaba, aunque mejoraba no alcanzaba los 3:05:00, posterior se llegó el 2013 y con ello mi cuarto maratón en Chicago (octubre 2013) justo ahí recuerdo que mi mirada apuntó al cielo para agradecer a Dios, porque al final del camino me topé con unos invitados, el primero era mi reloj que señalaba 3:06:21, el otro era una alegría que me decía… ¡Felicidades Boston llegó! apreté mi medalla y ya te imaginas de que forma el llanto como tercer invitado se nos unió a la celebración.

boston finish line

Aunque marqué 1:21” más de la marca exigida, sabía que en ese mismo 2013 cumpliría 35 años, lo que matemáticamente me situaba en categoría 35-39 años y ahí el tiempo a dar es de 3:10:00, ahora sólo había que esperar hasta el próximo 08 de septiembre del 2014 día en que se abrirían las inscripciones.

Llegó el día y la BAA (Boston Athletic Association – comité organizador) arrancó el proceso de inscripción que se va abriendo día con día dando preferencia a corredores que lograron marcas por debajo de lo que exige la BAA, los nervios van creciendo porque aunque hayas logrado el tiempo que se exige, no es segura tu entrada, desde ahí se agudiza la larga espera que empieza desde que obtienes la calificación, porque piensas que no te dejarán lugar los más rápidos y como mi marca estaba en los “estándares bajos” me tocaría inscribirme en caso de existir espacio en la cuarta ronda de inscripciones hasta el 15 de septiembre del 2014.

boston winner 2014

Afortunadamente llegó ese 15 de septiembre y piensas: -tengo un tenis dentro- por fin te inscribes y sólo bastaba esperar ahora hasta el 24 de septiembre del 2015, día en que anunciarían que corredores de la cuarta ronda de inscripciones estarían dentro.

Imaginarte a un paso de estar, ya no sólo corre por tu cabeza, sino que también por tu corazón, lo describo como aquel sentimiento que ya viviste en tu primera carrera pero multiplicado por un millón, por todo el tiempo que hay que esperar, el dinero y sobre todo el esfuerzo que habrá que destinar, consultar tu mail una y otra vez se vuelve una locura, incluso por los nervios tus defensas pueden bajar y por ende enfermar.

boston medal

El 24 de septiembre del 2014 recibí un mail que irónicamente estaba depositado en correo no deseado y decía: –Dear runner have been accepted- ¡WOW! La BAA notificó que debido a la gran demanda de lugares a nivel mundial, el tiempo solicitado dentro de mi edad pasaba de 3:10:00 a 3:08:58 con 3:06:21 aun así estoy dentro, pero en Boston puedes quedar fuera hasta por 1 segundo y si eso pasa, hay que volver a comenzar, por eso estoy seguro que estando ya ahí voy a decir..

Me engañaron… el maratón de Boston no es como me lo platicaron, ¡Es mucho mejor!

Por leerme… mil kilómetros de gracias

Firma Korridori

Si te gusto compártelo en tus redes y/o suscríbete para que recibas nuevas historias vía e-mail.


¿Tienes una buena historia? Comparte y la publicamos:

korridori.merino@outlook.com




Derechos reservados de autor bajo la marca Korridori Merino.

 

Comenta vía tu cuenta Facebook

Comenta vía tu e-mail