Mi Vida en Tenis (Pilar Bolívar)


Este es un espacio para que korridores de todos los países de habla hispana nos compartan su manera de sentir o vivir esta locura llamada correr.

Porque por más lejos que nos encontremos, corriendo nos conectamos.


-¿Por qué corro?- Corro porque soy tímida, porque la libertad y la independencia son mi felicidad (como buena Bolívar que soy) y porque me siento viva.

Soy Pilar Bolívar, de Bogotá Colombia, -la de los piecitos en Instagram- (como me dicen cuando me conocen las personas que me siguen en esta red social) editora de moda revista INFASHION y bloggera.

Mi vida en tenis

Y claro soy otra fanática de salir a correr mientras todos duermen; soy de esas personas que lo primero que empacan en una maleta de viaje son los tenis para no dejar de entrenar aún en un paseo; de esos que sonríen cuando les preguntan -¿Qué tal estuvo tu maratón?- después de una carrera de 10k, de los que piensan en kilómetros y distancias, y de aquellos cuya pesadilla recurrente (suele aparecer la noche previa a una carrera) es en la que el despertador no suena y no puede salir a correr.

Aunque desde niña tuve espíritu de deportista (hice gimnasia olímpica a los seis años y jugué al baloncesto desde los 8 hasta los 14 años y luego me convertí a una fanática del gimnasio y el spinning) llegué al running hace apenas dos años, cuando por cuestiones del trabajo fui invitada a una carrera de trail running en la Sabana de Bogotá.

Nunca había corrido siquiera en la banda del gimnasio, pero acepté la invitación y desde que llegué al punto de partida, vi esa comunidad de personas sonrientes reunidas en torno a este deporte y empecé a ejercitarme sin depender de una máquina, de un espacio ni de un horario, me enamoré. Fue amor a primera vista que se fortaleció cuando, acercándome a la meta, decenas de desconocidos me aplaudían y me animaban a darle duro.

Ese día, no sólo me llevé la sorpresa de haber ocupado la sexta posición en la general (genial para una primípara) sino que decidí emprender esta interminable carrera por ser mi mejor versión runner. Para ello, me uní a un club de corredores guiado por una súper coach: Shella Guzmán, una leyenda del triatlón colombiano (fue la primera mujer triatleta de Colombia) en donde he conocido personas tan parecidas a mí, que creen en mí y que son mis amigos más valiosos, mi familia deportiva.

A la fecha he participado en unas 17 carreras atléticas, la mayoría en asfalto y en Bogotá; pero los dos únicos podios que he pisado los he logrado en competencias de montaña, en la carrera Salomon Trail Sabana (realizada en la población de Chía, Cundinamarca, en noviembre del año pasado, ocupé el primer lugar en 14 kilómetros) y en Salomon Adventure Race (se llevó a cabo en febrero de este año en la represa del Neusa, Cundinamarca, llegué segunda en los 24 kilómetros).

Corredorra colombiana

Sin embargo, más allá de las medallas, de los aplausos de la gente, de ser la única periodista que gana carreras (a los periodistas nos invitan a participar en las carreras pero no nos tienen fe) y de ser primera, segunda o última en una carrera, lo que me enamora del running es la libertad que experimento.

Como dije, soy muy tímida entonces no me identifico con un deporte que requiera interacción con otras personas; para correr no necesito un aparato ni un lugar específicos, corriendo voy yo con mis pensamientos, mi respiración y mis sensaciones.

Hace aproximadamente un mes uní mi pasión deportiva con mi profesión como periodista y creé mi blog de running que como dice su nombre, La vida en tenis, pretende contar cómo es mi día a día recorriendo las calles.

Gracias su amiga Pilar Bolívar

Dale clic a los siguientes enlaces y sígueme en:

World Run 2

-Suscríbete para que recibas vía e-mail nuevas historias de korridores de habla hispana-


Motiva a otros más a través de tu historia, no necesitas ser un gran escritor(a) sólo sentir este deporte con absoluta pasión.

Envíala a: korridori.merino@outlook.com

(Máximo 900 palabras, adjunta de 3 a 4 fotografías de buena calidad)




KM.

Comenta vía tu cuenta Facebook

Comenta vía tu e-mail