No eres tú, no soy yo… mi amor es el corredor


Susanito Corredor nos cuenta las buenas y más aún; las no tan buenas aventuras dentro del running, todo esto a través de una narrativa crítica, salpicada de ingenio y humor negro, pese a todo, Susanito siempre nos deja una reflexión.

Susanito se define como un personaje que a diario comparte su orgullo por correr en redes sociales, el que se inscribe a todas las carreras, el que carga un sinnúmero de accesorios hasta en un 5k, pero sobre todo; el que se distingue por su gran tenacidad.


Susanito Corredor… cada vez más seguía respirando, comiendo y hasta durmiendo running, revisar el contenido calórico de las etiquetas, consultar páginas y revistas especializadas, venía siendo habitual, debajo de su escritorio se podía encontrar: tenis, playera, short, cinto de hidratación y sus llamativas medias de compresión.

medias compresión

Y ni que decir de su monitor del trabajo, la foto de los 47 miembros del equipo al cual se había recientemente unido engalanaba su fondo de pantalla, algunos compañeros lo entendían, otros simplemente pensaban: -Ni que fuera ir a las olimpiadas-  sin duda esa transición de persona sedentaria a “corredora” suele ser difícil de entender.

Y no sólo lo fue para la familia, amigos y compañeros de Susanito, sino también para Edith, chica guapa pero de carácter complicado, que tras siete meses de noviazgo con un Susanito que sólo pensaba en running, las citas, momentos y llamadas se hacían cada vez más escasas.

llamadas

Susanito por fin reaccionó y de inmediato la buscó y como “casi no suele pasar”, las negativas empezaron a desfilar: -¡Buenas noches señora! ¿Está su hija Edith? Hola Susanito ya está dormida, ¿Dormida a las 8 PM? es que llegó muy cansada, háblale mañana a su celular- día siguiente: -El teléfono que usted marcó está apagado- Mensajes iban y venían y la respuesta de Edith no se veía.

Susanito estaba ya desesperado y como “buen hombre” su lógica le decía: -Debe estar en su periodo, una flor lo arreglará- pero esta vez ni todo un jardín botánico lo iba a ayudar.

todo un jardín

Días después mensaje de WhatsApp –Recibido sábado 10 de enero del 2015 / 11:36 PM- donde se podía leer:

Hola Susanito, espero estés bien, antes que nada discúlpame por usar este medio, fui a tu casa y me dijeron que no estabas, he pensado las cosas y necesitaba tiempo para hacerlo, eres una persona única, como pocos, pero también creo que lo nuestro no está funcionando, ya no me siento cómoda en esta relación y no estoy dando lo mejor.

–Hasta aquí todo iba bien, se leía “maduro” y elegante y hasta lo llegas a entender, pero el running que culpa tenía-

Susanito quiero ser sincera y esto del running me estaba desquiciando, no puedo levantarme a las cinco en domingo, la mayoría de las veces en tenis ya llegabas a mi casa, ya no salíamos los sábados a bailar porque al día siguiente temprano tenías que entrenar, me decías que no tenías dinero para ir al cine, pero si para una inscripción y ni que decir cuando no me acompañaste de viaje por la misma situación, pero después me enteré que compraste tu quinto par de medias de compresión.

Entre pisada pronadora, fascitis plantar y jueves de pista, la verdad no te entendía y eso de acompañar en las carreras a tu amiga Alicia, ya no me parecía.

Quizá pueda parecer infantil, pero las fotos tan lindas que subías de los dos, ahora ya sólo son de tu equipo, tus medallas, tus playeras y hasta de tus próximas carreras.

Espero me entiendas, está siendo muy difícil para mí esta situación, digamos que No eres tú, no soy yo… “mi amor” es el corredor, quizá no lo llegues a aceptar pero te ofrezco mi amistad.

Cuídate mucho.

whatsapp Ramón

Susanito –Mensaje enviado domingo 11 de enero del 2015 / 5:42 AM-

Hola Edith, lo entiendo y sé que no actué del todo bien, no tengo más que decir, respetaré tu decisión, el WI-FI del hotel es muy malo y ayer ya no me conecté.

Voy de salida… un 10K en la playa está por comenzar, venimos varios del equipo y ya me esperan en la camioneta, claro que acepto tu amistad, porque en cualquier carrera nunca estará demás encontrar personas que te puedan impulsar.

Cuídate mucho.

Susano Moraleja: hay que ser equilibrados, los excesos también son bastante malos, aun y que de correr estemos hablando.

-Por leernos… mil kilómetros de gracias-

Susanito Corredor 2

Si te gustó, compártelo en tus redes sociales, y/o Suscríbete para que recibas nuevas historias de Susanito Corredor vía e-mail


Otras publicaciones de Susanito Corredor, dale clic y conócelas:


¿Tienes una buena anécdota al estilo Susanito Corredor? Compártenosla y la escribimos a través de este personaje:

korridori.merino@outlook.com




Derechos reservados de autor bajo la marca Korridori Merino.

Comenta vía tu cuenta Facebook

Comenta vía tu e-mail