Para una gran meta, una más cabrona, una como Estrellita Pronadora


Estrellita Pronadora, descubrió el running por una decepción del corazón, ahora gracias a eso; correr es su gran pasión, y por eso escribe las cosas como son.

La menstruación, el cabello, el outfit, el trabajo, la casa, la familia, encontrar el lugar más seguro para entrenar y algunos hombres queriéndola ligar, son algunas de las tantas cosas con las que una korridora como Estrellita Pronadora suele lidiar.


Estrellita, chica colombiana de 27 años, le dicen así de cariño y en diminutivo en recuerdo a su abuela, de niña usaba unos enormes zapatos ortopédicos los cuales le hicieron ganar el apodo de Miss Frankenstein.

Siempre fue la niña consentida de papá, cada cumpleaños o navidad recibía una muñeca Barbie, nunca le gustaron y acababa jugando con los rudos juguetes de sus hermanos.

De joven Estrellita siempre fue subestimada por las niñas frívolas y “más guapas de su salón” gustaba de deportes raros y complicados, aunque por fuera muchas veces proyectaba dureza, en el fondo era una chica tierna.

¡Caray! es una chica que casi no hay; una que sufre con su cabello, con 46 pares de zapatillas y un armario que podía vestir a toda una nación.

Armario de Estrellita Pronadora

Estrellita trabajaba para una importante empresa, nunca paraba, maquillarse en el auto, comer cerca de su teclado y empezar a descuidar su salud en Estrellita ya venía siendo muy común.

Todo se agudizó cuando Mario su novio por casi cuatro años decidió romper con la relación, argumentando que necesitaba un espacio…

-Tres meses después Mario se casó, Estrellita con el tiempo cayó en una profunda depresión-

Sofía una amiga del trabajo desde hace algunos años corría, un día encontró a Estrellita llorando en el baño, Sofía pensó en hacer algo…

Inmediatamente Estrellita ya estaba inscrita en una carrera exclusiva para mujeres, se trataba del 5k más concurrido del país, organizada  por la marca de sodas Bonachón -Siempre ten uno en el corazón- (decía su slogan).

Sofía se lo hizo saber a Estrellita y de repente entró en pánico; ¿correr? en mi vida lo he hecho, además faltan sólo 46 días para la carrera pero Sofía le brindó todo su apoyo.

6:00 AM Sofía esperaba a Estrellita en el parque, la cual llegó 15 minutos tarde, su vestimenta era ad-hoc para un desfile de glamour, con cabello alaciado y un exquisito aroma a Coco Chanel.

-Aquel primer “entrenamiento” fue duro y largo, ese primer kilómetro dejó molida a Estrellita

Piernas de Estrellita Pronadora

Desistir fue considerado en varias ocasiones, pero Sofía no se lo permitía, se convirtió en ese motor que la motivaba, los días fueron pasando y ese primer kilómetro, después se hizo dos, tres y un día llegó a cinco.

Faltaban un par de semanas para la carrera y Sofía la acompañó por su primer par de tenis, en la tienda la prueba de pisada, el especialista comentó: -Eres Pronadora-  ella se asustó, pensó que era una enfermedad, pero no… Sofía le explicó que era una forma de pisar, el hecho causó tantas risas entre las dos que Estrellita se autonombró:

-Pues soy toda una corredora, soy ya Estrellita Pronadora-

mujeres en carrera

Los días se fueron acercando la emoción y el encuentro con algo nuevo fueron diluyendo aquel doloroso momento.

Se llegó el día previo:

  • 15,000 mujeres inscritas.
  • 6:00 AM Hora de madrugar, Estrellita Pronadora llegó a la entrega de paquetes donde una fila que daba dos vueltas al mundo la recibío.
  • 8:00 AM inició oficialmente la entrega.
  • 10:07 AM al fin con su paquete.
  • 10:09 AM ya con éste subió a Facebook su álbum titulado, -Gran Reto Carrera Bonachón- (90 fotos)
  • 10:20 AM se formó en la fila para cambio de talla de playera.
  • 11:40 AM por fin obtuvo una más pequeña.
  • 9:00 PM empezó en casa las pruebas de su próximo outfit.
  • 11:10 PM se decidió por uno.
  • 11:15 PM Selfie con sus tenis, short, top, iPhone, banda para cabello, playera oficial, un tutú de ballet y todo por una “extraña razón” en tonos llamativos multicolor.
  • 4:00 AM la emoción la despertó.
  • 6:00 AM salió de casa.
  • 6:15 AM regresó a ésta para cambiarse el short por una malla, al final también fue el top.
  • 7:00 AM llegó a la carrera.
  • 7:40 AM anuncian pasar al respectivo corral.
  • 8:00 AM Listas 15,000 damas que multiplicadas por millones de hormonas presagiaban una “linda mañana”.

Disparo de salida y Estrellita se abrió paso entre carriolas, andaderas, señoras y mascotas, metros después Estrellita ya pudo “correr”, ella siguió y sin querer golpeó a una señora al pasar, molesta se pudo escuchar: -¡Niña fíjate por donde vas!-

Entre tanta multitud y 13 minutos después Estrellita alcanzó por fin el kilómetro uno, miles de damas al parecer olvidaron algo ya que justo ahí se regresaron, pero en el kilómetro dos, “hombres” con tutú apoyando.

Estrellita la apoyan

Kilómetros tres Estrellita encontró corriendo a una abuelita muy entusiasta que no paraba, metros adelante una chica con algunos kilos pero a muy buen ritmo y con mucha voluntad, con lo cual Estrellita pensó:

-¡Ah… ésa jamás me va a ganar!-

Estrellita aceleró su paso, alcanzó a la chica, la otra dio batalla, no se hablaban pero con la mirada se atacaban.

Por fin se miró la meta, Estrellita apretó el paso, la otra chica también, aquello fue un cierre olímpico y al final…

Estrellita con lágrimas en los ojos y con un gran esfuerzo le ganó-

Aquella sensación fue indescriptible, no sólo fue ganarle a una chica o a 14,998 más, fue ganarse a ella misma y saber que la vida está a veces trazada para vivir un dolor para que después y por ese mismo motivo puedas descubrir una pasión.

Estrellita llegando a la meta

Y ahora si con toda la emoción que Estrellita experimentó, llena de orgullo de su familia ella pudo reafirmar que:

-Para una gran meta, una más cabrona, una como Estrellita Pronadora

Y para ella esta locura apenas empieza…

estrellita 2

Si te gustó, compártelo en tus redes sociales, y/o suscríbete y recibe otra de las historias de Estrellita Pronadora vía e-mail.


¿Tienes una buena anécdota como korridora? Compártemela y la publico:

estrellita.pronadora@outlook.com




Derechos reservados de autor bajo la marca Korridori Merino.

Comenta vía tu cuenta Facebook

4 comentarios en “Para una gran meta, una más cabrona, una como Estrellita Pronadora

Comenta vía tu e-mail