Una dulce carrera (Eli Butze)


Este es un espacio para que korridores de todos los países de habla hispana nos compartan su manera de sentir o vivir esta locura llamada correr.

Porque por más lejos que nos encontremos, corriendo nos conectamos.


Hola soy Eli de Guadalajara México, empezaré por decirte que nunca corrí en mi vida, siempre dije que yo no servía para correr, que no aguantaba; -Eso creía yo- Hice otro tipo de ejercicios como tenis, baile, natación, yoga, pero correr no, me mantenía alejada y lo evitaba a toda costa, esto no es para mí -¿Y qué cambió?- Pues nada, me embaracé y junto con el embarazo, llegaron algunas complicaciones; -Diabetes gestacional-

La bendita genética y herencia de abuelos y madre diabética me llegó antes de tiempo, pero el doctor me dijo: -se quita después del embarazo- Para mi sorpresa, no fue así, después de 2 años de que naciera mi hija, empecé con los síntomas y ahora sí…

-Diabetes tipo 2

Bajé de peso, tenía sed y visión borrosa, yo no aceptaba que podía estar enferma, me decía, bajé de peso lo que me faltaba del embarazo, hace calor y tengo sed, tal vez necesito lentes para ver de cerca, pero un análisis de sangre me confirmó que era diabética.

En ese instante, lo que yo evitaba a toda costa enfrentar, estaba ahí, como un muro al que no le veía por dónde poder cruzarlo ni escalarlo. Lloré y lloré, 3 días después de encierro y de pensar cuál sería mi plan de acción, un familiar que había pasado por esta enfermedad no mucho antes que yo, me dijo que empezara a caminar, que eso ayudaría a bajar mi glucosa.

runner viajera

Decidí que había que intentarlo, no por mí, sino porque tenía una hermosa hija por la cual luchar, ella sin saber que me pasaba y las pocas palabras que sabía decir, me dijo: -¡Mamá, se valiente, fuerza!- Y con eso tuve para saber que tenía que hacer, dieta y ejercicio.

-Mi hija sabría que su madre no iba a darse por vencida tan fácilmente-

Así empezó mi inmersión en este mundo y esta locura y nueva pasión. Todas las noches, salía a caminar 10 minutos, la siguiente semana 15 minutos, después 20 minutos y me sentía mejor y mejor cada vez. Además que veía mejorías en mis niveles de azúcar.

Un día cruzó por mi mente; -¿Aguantarás correr?- Y sin pensarlo dos veces empecé a trotar… -¡Casi muero!- 150 metros y no podía más, pero estaba decidida, al día siguiente fueron 300 metros, y cada día al final de mis caminatas decidía que tenía que correr un poco más que el día anterior.

Me inscribí en un gimnasio y empezamos a ir los fines de semana al parque conocido como El Metropolitano, poco sabía yo del por qué había tanta gente ahí, misma que después serian mis compañeros de locura.

Dos meses después mi primera prueba, me inscribí a mis primeros 5K, mis amigas me acompañaron, nos pusimos de acuerdo y pasaron por mí a las 7 AM. Ahí entre nervios y miedo, sonó el disparo, yo solo pensaba; -¡No te detengas, vas a lograrlo, vas a lograrlo!-

runner mamá

Cruzar esa meta fue el momento más emocionante hasta entonces de mi vida, una victoria en contra de esa enfermedad silenciosa, que si bien me acompañará toda mi vida, se ha convertido en mi lucha constante, para vencerla o tenerla bajo control. Siguieron muchas carreras, muchos entrenamientos, muchos conocidos, después de 2 años de ese primer 5k:

  • Llevó más de 2500 kilómetros recorridos.
  • Un maratón.
  • 7 medios maratones.
  • E infinidad de carreras de 5 y 10K.

No soy veloz, tal vez nunca lo seré, pero los tiempos no me importan, cruzar esas metas y que al llegar este mi hija Abril esperándome para cruzar esa meta me hace dar gracias a Dios porque me mando esta enfermedad. Sin ella mi vida no sería lo que es hoy, no tendría estos momentos de compartir con Abril, no podría darle una mejor enseñanza ni la satisfacción de oírla decir

-De grande quiero ser doctora y corredora-

ejemplo de mamá runner

Tal vez no sea doctora, -¡Pero creo que corredora si lo será!- Tenemos muchas metas más, no nos vamos a quedar con un solo maratón, vamos a seguir entrenando y yo espero algún día, recorrer 42.195 Km junto a Abril, de principio a fin.

 Gracias su amiga Eli Butze

Dale clic al siguiente enlace y sígueme en:

World Run 2

-Suscríbete para que recibas vía e-mail nuevas historias de korridores de habla hispana-


Motiva a otros más a través de tu historia, no necesitas ser un gran escritor(a) sólo sentir este deporte con absoluta pasión.

Envíala a: korridori.merino@outlook.com

(Máximo 900 palabras, adjunta de 3 a 4 fotografías de buena calidad)




KM.

Comenta vía tu cuenta Facebook

4 comentarios en “Una dulce carrera (Eli Butze)

Comenta vía tu e-mail